Home - Página Inicial Quem sou eu – Who I am - Quién soy yo? Recomendações - Recommendations - Recomendaciones Contato – Get in touch !  - Contacto
Os Tradicionais
Os Imperdíveis
O Leve e o Gostoso
Mirantes e Praias
O Inesperado
Os Diferentes
As mulheres adoram
Os Homens vibram
Refúgios Ecológicos
Fora do Rio



 Open page  Abrir página em espanhol

En el estado de Rio de Janeiro hay mucha riqueza turística. La red de hoteles es de primer nivel, tanto sobre la costa como en la montaña. Por lo menos tres ciudades de este estado deben ser visitadas: Paraty, Buzios y Petrópolis. Considere estender su visita también hasta Teresópolis, Friburgo, Penedo, Itatiaia y Visconde de Mauá, que recibieron muchos inmigrantes y son destinos históricos, mágicos y poéticos. Podria ser interesante incluir en el itinerario algunas ciudades del estado de Minas Gerais.

Algunos lugares son famosos por sus playas bonitas, como Buzios, que hasta 1964 apenas era una aldea de pescadores, pero que despues de hospedar a la famosa Brigitte Bardot con su novio en ese año, se tornó un balneario conocido internacionalmente.





Actualmente Buzios es frecuentada por extranjeros de todo el mundo, particularmente franceses y argentinos. La Rua das Pedras es una calle con bastante movimiento, principalmente de noche: gastronomía, música, compras y diversión.








Petrópolis, a apenas 65 km de Rio, es una ciudad singular. Su creación comenzó en torno de la residencia del Emperador Pedro II, construída en la hacienda que este heredó de su padre.

Allí, la familia imperial pasaba los veranos, y atrás de la familia imperial iba la corte y los hombres de negocios. La capital era practicamente transferida para las montañas. Localizada a 810 metros de altitud, acojió inmigrantes germánicos en el siglo XIX. Vale la pena visitar el Quitandinha, el Museo Imperial, el Palacio de Crital, la catedral San Pedro de Alcántara (donde se encuentran los restos mortales de Pedro II y Teresa Cristina), la casa donde vivió Santos Dumont, el caserío de la Avenida Koeler, observar su arquitectura, las plazas, y todo lo demás.


Paraty - Entre la Serra do Mar y la bahia repleta de islas, está Paraty, a 250 km de Rio. Conserva todos los aspectos de una aldea antigua con encanto internacional en un cuadrilátero de 35 manzanas. En las calles estrechas con pavimento de pé-de-moleque, las casas en estilo colonial son ocupadas por posadas, restaurantes, tiendas de artesanía y galerias de arte. La história de Paraty comienza con el arribo de los portugueses, a fines del siglo XVI.
En el siglo XVII se transforma en un importante centro de comercio, camino obligatorio para quien viniendo de Rio iba para las Geraes. Principal puerto de salida de riquezas como el oro, las piedras preciosas, el frijol, el maíz, la caña de azúcar y las famosas aguardientes. El movimiento de este puerto comienza a decaer con la abertura del ”camino nuevo”. Más tarde se construye el ”camino de fierro”, en el valle del rio Paraíba, que desplaza definitivamente la actividad cafetera para ese valle. La abolición de la esclavitud viene a agrabar ya completamente la situación de Paraty. Aislada de todo por casi 100 años, llegó a tener apenas 600 habitantes al comienzo del siglo XX. Con la abertura de carreteras y más tarde la Rio-Santos, Paraty fue redescubierta. Hoy, es una activa ciudad colonial y tiene éxito internacional, inclusive con la FLIP (Fiesta Literaria Internacional de Paraty) que tiene lugar en julio. El Festival de la Pinga (aguardiente) y la Fiesta del Divino son otros concurridos eventos.








Em Teresópolis, tenemos el invernadero de orquídeas Aranda, el club Comari, la Feirinha de Teresópolis, y el Parque Nacional de la Sierra de los Órganos, donde está situado el famoso Dedo de Dios (foto). Una dozena de clubes hacen de Teresópolis una ciudad bastante frecuentada por golfistas y escaladores.

De Teresópolis, podemos seguir para Nova Friburgo por la carretera Terê-Fri, un circuito de 80 km lleno de sorpresas, entre ellas muebles finlandeses, la Mujer de Piedra, la Crèmerie y Granja Genève donde se puede degustar una enorme variedad de quesos de cabra y exaltar la excelente gastronomía del chef Reinaldo Pires. Esta región es llamada como ”cinturón verde”.

¿Ustedes conocen el Jardín del Nêgo??

Geraldo Simplício, conocido como el Nêgo, nació en Ceará en 1943. Hizo innúmeras exposiciones en el Nordeste a partir de 1966. Residió en el Monasterio de San Bento y recibió apoyo de Cecília Falk, mudándose para Nova Friburgo, donde vive en una chacra donde realiza verdaderas obras de arte en las barrancas de su propiedad (véalo en la foto).



Gran parte de sus esculturas de madera está en Alemania. El Jardín del Nêgo es el único en su género en el mundo.







Otro lugar interesante para visitar y parar para comer algo es la Quesería Suiza, o Frialp en el circuito Tere-Fri, que desde 1987 es mantenida por el instituto Fribourg.
Produce quesos como el Moleson e el Raclette con leche de cabra o de vaca, y otras variedades como el queso tipo suizo que recuerda el emmenthal, o gruyère, gorgonzola, reblochon, gouda e sbrinz. Queso de Minas estándar, ricota fresca, requesón y mezcla para hacer fondue, chocolates y trufas también hacen parte de los productos a la venta. Al ladito, un pequeño museo de la Inmigración ayuda a contar la historia de la inmigración suiza que allí llegó, a principios del siglo XIX.

Nova Friburgo está a 846 m de altitud, a 136 km de Rio de Janeiro y tiene una población estimada de 200.000 habitantes. En la sede del Municipio, y a los piés de Getulio Vargas, en la plaza del mismo nombre, está el mojón del punto geodésico del Estado. Algunos barrios y distritos del municipio llegan hasta los 1.000 m, pero el punto más elevado de la Serra do Mar en la región es de 2.316 m.

Nova Friburgo es conocida como la capital de la moda íntima, y la segunda productora de flores del Brasil, solo superada por Holambra. La horticultura, la cría de caprinos, las industrias textil y metalúrgica, así como el turismo, son otros propulsores de su crecimento. Nova Friburgo fue inicialmente colonizada por 261 familias suizas entre 1819-1820, totalizando 1.682 inmigrantes. El municipio fue bautizado por los suizos como "Nova Friburgo", en homenaje a la ciudad de donde partió la mayoría de las familias suizas: Fribourg. Nova Friburgo fue así la primera colonia no-lusa a ser fundada en el Brasil, convirtiendose en la verdadera Suiza brasileña.

Excepto en Petrópolis, es recomendable pernoctar en todos los destinos. Pero en caso que quiera conocer tres ciudades de una vez, como Petrópolis, Teresópolis y Nova Friburgo, dos días y una noche serían suficientes.

Sugestión de itinerarios fuera de la capital:

En Minas Gerais:
  • Ouro Preto, Mariana, Tiradentes y Congonhas - 3 días y 2 noches.
  • Belo Horizonte, Ouro Preto, Mariana y Tiradentes - 3 días y 2 noches.



 Open page  Abrir página em espanhol









Copyright © 2009 PictureRioTours.com all rights reserved..